Translate

jueves, 20 de enero de 2011

Centro cultural de San Francisco



CENTRO CULTURAL DE SAN FRANCISCO





Los centros de expresión artística, o lugares culturales siempre han estado a la deriva según los gobiernos en turno, y les importa sólo cuando su imagen política o pública puede ser manchada. Cada ciudad que conozco de la república mexicana posee uno o varios centros culturales, lugares donde pueden presentarse eventos, exposiciones, presentaciones de libros, puestas en escena, conciertos entre otras cosas. En Tlaxcala sí contamos con sitios donde se puede dar estas cosas. Está el Teatro Xicothéncatl, el “Palacio de la Cultura” y el teatro Universitario, además de distintos auditorios como el del IMSS, como el del DIF Estatal, el de la “Ex casa de la cultura” el del centro expositor o “la casa del pueblo” el de “la hemeroteca”entre otros muchos más; Lo que a mí me interesa señalar es que en Tlaxcala hace falta un centro cultural que dignifique la cultura que se desarrolla en Tlaxcala.

         A mí realmente no me parece bien que los artistas, creadores, intelectuales y demás dedicados a la creación y difusión de la cultura pasen por situaciones que realmente son deprimentes, yo creo que cada uno de ellos tiene una situación o experiencia que recordar a este respecto. Resulta que a veces no hay lugar donde presentarse, los sitios ya están calendarizados y dispuestos, se tiene que pedir el auditorio o el sitio con dos o tres meses de anticipación o simplemente  el artista se las arregla a  su acomodo y donde sea y ese sitio puede ser: un sitio con pésima audición, un bar donde si no llegas a tiempo te toca escuchar la presentación del libro en plena calle, en sitios de lo más inhóspitos, y en lugares por demás improvisados, el colmo de males fue hace algunos meses con una orquesta sinfónica venida de Alemania ¡Qué bochornoso! Y las autoridades culturales hasta parece que gozan de su desvergüenza  totalmente incompetentes para las contingencias. Y díganme ¿A quien se le ocurre hacer un concierto de sinfónica al aire libre y en tiempo de lluvias? El sitio tal vez es de lo más romántico y “cultural” o sea en el atrio de la iglesia de San Francisco, frente al museo regional como lo sería para Veracruz el fuerte de San Juan de Ulúa. La explanada de San Francisco, allí donde les platico tal parece que la agarraron de moda, y no falta que esto que lo otro y no sé que más allá. Las autoridades del INAH, no van a decir nada ni van  a protestar mientras dejen libre paso al museo, a la biblioteca y mientras no hagan daños al patrimonio de los tlaxcaltecas, a la estructura de los edificios que allí se encuentran. ¿Se podría solucionar de algún modo ese peregrinaje de artistas y presentaciones en la ciudad de Tlaxcala? Sí. Desde hace ya algunos años hay un proyecto de un centro cultural, es el centro cultural de San Francisco. Este proyecto fue planteado y me parece buena la idea. Se ubicaría de lado izquierdo de la calzada que conduce a la iglesia de San Francisco, donde se encuentra hoy día un frontón y terrenos baldíos. El bosquejo del proyecto es —creo— aceptable, faltaría darle una mirada para ver si su arquitectura se acomoda tanto a la funcionalidad como al diseño de arquitectura colonial que tiene Tlaxcala. ¿Por qué el proyecto esta archivado? Yo no lo sé, desconozco de estas cosas, pero podría ser que: el proyecto no es prioridad para el gobierno actual, es un proyecto de la pasada administración y de un grupo o partido distinto. Se piensa que  no vale la pena  lanzarse en un proyecto como este porque las inversiones en cultura políticamente no dejan ganancias; es un proyecto que se queda archivado, hasta que el pueblo proteste y reclame y como los intelectuales, creadores, artistas y promotores de la cultura no protestan ni critican y  aguantan todo, pues allí que siga; es un proyecto demasiado bueno y los tlaxcaltecas no se merecen tanto; es un proyecto que se propuso pero que las distintas autoridades e instituciones  no se pusieron de acuerdo.

         Considero como muy importante el apoyo a la cultura en Tlaxcala, la cultura puede o no ser necesaria, podemos seguir existiendo sin ella, pero el individuo se forma con ella; los individuos para tener una mejor calidad de vida necesitan nutrir el espíritu con las distintas expresiones artísticas. La cultura no es una fabrica para producir ociosos, —como lo podría entender un político ignorante, un burócrata insulso o un empresario materialista que saluda con reverencia a la globalización— sino la entidad que hacer enriquecer a una sociedad y hacerla viva.

         Me gustaría que esta mi inquietud tuviera eco y que en pocos años —y no muchos— pudiéramos contar con un centro cultural en la capital que pudiéramos valorar orgullosamente.