Translate

jueves, 22 de diciembre de 2011

Genealogía de la Tlaxcaltequidad II

En este segundo apartado, posiciono la validez de lo que había quedado en sombra, tras el empoltronamiento de la genealogía del poderoso, de la voz cantante.

Tlaxcala tiene sus connotaciones, algunas no tan admisibles, hemos recordado que desde antiguo, se sabía que el nombre de Tlaxcala era más antiguo que los distintos habitantes de la región. Tlaxcala para mi no significa del todo, el significado que se le había dado, y  para esta segunda interpretación no me baso en aquello que he criticado sino que en este punto, no puedo tomarla como muleta sino que será una especie de meta-genealogía que no utiliza las herramientas de encasillamiento lineal historicista. el significado de Tlaxcala para mi es "lugar donde habitan los guerreros que se les han quitado sus alas" o lugar de los guerreros divididos. persigo a continuación, detallar el fundamento de mis aceveraciones.

Tlaxcala fue una colonia Atlante, o sea de la Atlantida, por eso tiene en su etimología "Tl" que tiene que ver con su origen, el origen de ellos es de Tula la lejana, no crean que me estoy refiriendo a Tula la que está en Hidalgo, México. sino una muy lejana, eran seres cósmicos que venían de una región Galactica cerca de Sirio, ellos llegaron aquí huyendo de una situación, a continuación una canalización que confirma lo que digo:
Las confrontaciones en las guerras galácticas, fue una de las situaciones que los orillaron a entrar en conflicto; estaban siendo perseguidos por sus contrapartes ocultas, los ancianos se corrompieron y permitieron el ingreso pero ellos sabían que saldrían ganando experiencia en esta travesía, pero lo que no sabían era cuanto duraría la odisea, la segunda caída no la tenían contemplada, por tal motivo han estado prestando servicio más de lo debido, es todo.

Los seres de Tula la lejana muchos de ellos podríamos llamarles sacerdotes-científicos, eran llamados los Atla-ra, aunque los Atla-ra no eran necesariamente todos de esa región de la galaxia sino que eran seres muy evolucionados, ellos calleron en lo que se ha dado en llamar la "primera caída" en conciencia que consistió en ceder  el poder al otro o aceptar el poder del otro, y así experimentar dentro de la dualidad. Cuando estás en perfecto equilibrio, como hijo o hijos del uno, todos son semidioses, a imagen y semejanza de su padre, cuando tu aceptas el poder del otro o das el poder a otro inicia un proceso de falta de sí mismo, de incompletitud, de desintegración de si mismo, cuando aparece la carencia de una parte de mi mismo, inicia uno el proceso de encontrar el faltante, pero esto lleva consigo una serie de elementos que son: la duda, la inseguridad y el miedo, luego aparece la necesidad de algo que me hace falta y la sobrevivencia y la muerte. Cuando los Sacerdotes Atla-ra iniciaron el proceso de aceptar el poder de los otros, y los seres a entregar su propia divinidad vino el desajuste, pues luego no sólo aceptaron la entrega  de su propio poder sino, que pidieron "el alimento de los dioses" o sea la manera de que los mismos Sacerdotes Atla-ra fueran comidos, y aquí he de hacer una aclaración de que los mismos sacerdotes podían como cocreadores transformarse en sus creaciones y fue así como ellos inventaron una bebida que es como un atole de maiz fermentado, pero les dijeron a ellos que si lo bebían según para tener mayor contacto con los Sacerdotes esto les mantenía dependientes de él, fue así como ellos -los sacerdotes- se transformaron en la carne y la sangre del cristo, luego no les bastó con beberlo en las ceremonias sino que  comenzaron a alimentarse con el Maíz.

Los antiguos habitantes de Tlaxcala eran semidioses antes de la construcción de esa civilización de Oro LLamada Atlante, ellos fueron, ellos son y ellos serán, hasta que comienzen el camino de regreso, ellos son de constitución menuda, chaparritos, no muy altos, son morenos, piel bronceada, fuertes, de carne muy maciza, ágiles en el andar, cabello obscuro, casi de color carbón y bigote bien puesto como de Emiliano Zapata. y yo me pregunto ¿cual es la diferencia entre los pobladores Tlaxcaltecas de ahora y aquellos que ya he visto, los antiguos Tlaxcaltecas semidioses? Los antiguos Tlaxcaltecas Semidioses no están divididos, son seres completos, son seres íntegros,son seres soberanos, son seres hijos de Dios, pertenecen a la jerarquía divina como hijos del Uno, se saben amados por la creación, ellos no han entregado su poder a nadie y son incorruptibles. Yo que los he visto sé que en mi vida he visto seres de carácter tan fuerte, de mirada tan profunda con sus ojos de capulin tan despiertos que parece que se les puede ver el alma por sus ojos, de una presencia ecuanime y sabia que se ve que son guerreros de amplias batallas y que solo con su presencia pueden derrotar al enemigo sólo con su entereza de saber que a cualquiera le pueden partir su madre. Estos hombres me recuerdan a Tlahuicole puesto que me afiguro que él fue uno de los últimos que termino en su perdida de olvido, es decir en "la segunda caída" que a continuación explico. pero en donde están estos seres semidioses de los que les platico. dormidos en cada uno de los Tlaxcaltecas que habitan en esta región. ellos fueron contaminados por una enfermedad que se llama adormecimiento, olvido, desmemoria, anestesiamiento de su ser. ¿Que cosa provocó la segunda caída?, en este pequeño ensayo no pretendo asumir pose de explicador porque me faltan muchos más elementos de enjuiciamiento imparcial puesto que estoy dentro de la obra de teatro, pero esta segunda oleada o segunda caída trajo consigo los elementos de la maldad, obscuridad, egoísmo, ingreso de seres involutivos a escenario entre otras cosas, esto provocó un enorme problema a nivel galáctico, y fue puesto el planeta en cuarentena, y vino lo que se ha dado en llamar el Diluvio en el genesis de la biblia, pero ¿Que cosa ocurrió en la zona que conocemos como Tlaxcala en aquellos tiempos?, No sólo se quedó huerfana de toda aquella heredad de la Atlantida y de su conocimiento que venía de los Sacerdotes Atla-ra sino que se vio envuelta en una serie de cambios geológicos y ambientales que antes no había tenido, según entiendo, cuando vino la debacle, fue como si se cayera la luna entera, el esquema estructural de la vida se vino abajo puesto que el conocimiento de la energía cristalina, los portales, los templos y las piramides  sostenía la vida, así como el conocimiento de los cristales y centros energéticos del planeta sostenían al ser más o menos equilibrado. El planeta sufrio el cataclismo que fue como si le hubieran caído bombas atomicas y ella hubiera tratado de limpiar el desperfecto con agua lluvias, tsunamis y hundimientos de tierra, en demérito de si misma. En la región de Tlaxcala hubo conmoción y los más viejos pudieron ver como su región se fue convirtiendo en un cenagal, en lagunas e inundaciones por toda la  zona. Todo era lodo, lodo y más lodo. lograron sobrevivir algunos en las partes altas de la región, se podrán encontrar en un futuro vestigios de ello por las regiones de Temezontla y otras partes altas, que antes eran planicies, el recuerdo de estas inundaciones lo tenemos en el tepetate, que no es otra cosa que tierra petrificada, por abajo de los seis metros podemos encontrar vestigios de aquellos que estuvieron durante la  época Atlantida, ellos vivían allende a los cerros, vivían con sus casas pegadas a los cerros. Temezontla significa para mi "zona donde se guarecen los de Atl de Tiamatl o de los hijos de Baal, los de alli, protegen una estela códice en piedra y un disco-calendario de piedra como de cinco metros de diametro, después de la fecha Maya será encontrada y aclarará la historia de los antepasados.         

domingo, 18 de diciembre de 2011

Genealogía de la Tlaxcaltequidad


Genealogía de la Tlaxcaltequidad
Un repollo deshojado


Edgar Sánchez Quintana



Más que hacer sólo descripción de un chiste, me propongo, con rigor somero, describir los elementos que encuadran una explicación denostada, en algunas partes esquiva y en otras oculta.

Los impulsos que se avienen a mi ser, más que encargarse de un urgar para llenar los vacíos, es ante todo una manera de hacer en cierto modo justicia y en cierto modo denuedo de aquello que sin explicar, ya somos. Con inmediatez lo explico.

Como paisaje en otoño de maizal sin piscar, así me aparece la imagen del campo genealógico; debidamente ordenado, apaciblemente lánguido en sus surcos viejos, la genealogía busca entre las semillas de la historia encontrar explicaciones ya sea para el deber ser o para mejorar el devenir, entre los grises aposentos de la sabiedad, el conocimiento genealógico trata -sin mucho afan y prisa- de descubrir en las raices de lo que nos amolda o guarece, algo del cual podamos reconfortarnos o sentirnos seguros y ambientados. He sabido de pensadores que afanados en el hacer, reconstruyendo una historia, hacen pegotes, ensambles y monstruosidades franquinstenianas, para esconder sus vulgaridades cotidianas y construirse castillos mentales, reboques y aplanados de aquel historismo desgraciado y denigrante que no tiene remedio. su falta de estilo, lo mejora en embrollos metafísicos o conceptos de moda que pronto pasan a desuso. La genealogía fue inventada para causar dolor porque ni siquiera sirve para servilmente ganarse un salario, pues si mal no recuerdo, el creador del verbo fue Dios y luego lo explico todo como lo había hecho, y después pone a los niños en catecismo a aprender el genesis de como principio todo; el alfa y el omega, las historias y los historiadores, las fuentes orales y los primeros registros, los archivos eclesiásticos, los registros vacuos, las fuentes documentales, las publicaciones y toda una sarta de lógicas, órdenes, jerarquías y estructuras, los tiempos, los tiempos de los tiempos y en ello los olvidos, las amnesias, los accidentes; y todo ello nos constituye, nos entrecruza en las distintas vertientes interpretativas, las psicologicas, metafísicas, fenomenológicas y las de Estado y cualquier otra que tenga a buen gana olvidar. La genealogía no sólo inventó a los historiadores sino también a los burócratas,  y aún así cuantos de ellos son grandilocuentes y empolladamente gallitos ufanos, que consideran que la historia agradecera su gracia y su virtud. Niezsche se equivocó al hacer una Genealogía de la moral, cosa que la Alemania de ayer no merecía, sino que demostro con su discurso que más merecían hacer alarde de sus bajezas y de sus inmoralidades, con su moral doble, sus hipocresías y desverguenzadas. El Dios del Genesis también se equivoco, al pensar que su interpretación no llegaría a terminar desde sus lados más flacos, desde sus hilos más delgados, desde su dualidad lastimera, lógica y racional; volvamos a recapitular como la historia que es para mi entender la puta fácil de la genealogía (y también del poderoso) nos muestra entre rigores "científicos" como los senderos del hombre han sido, se han conformado, se han racionalizado, y al fin nos hemos comprendido ¡Aleluya!. Ya Michel Foucault, nos había dado un justo discurso de la tan vilipendiada en este ensayo, ensayo venido a menos, casi a tira comica.


La mueca fallida del discurso genealógico, aún a pesar de afanarse en metodos severos, saberes minuciosos y cuadraturas historicas perfectamente exactas, no pasa a más que sendas embrolladas, genesis lineales, comprensiones de si misma suficientemente documentadas (entre materiales apilados) y en conclusiones sin corchete o garabato inconcluso. La meticulosidad espanta pues incluso Borges quien se codeaba y le hablaba de tu a la susodicha, se daba el lujo de reírse en ironías y decantar cuentos y relatos a sus espaldas. Pero hasta aquí ya he vilipendiado lo suficiente este surco y ahora paso a describir lo que me compete y que es la Genealogía de la Tlaxcaltequidad, que para bien explicado, no pretendo una descripción de triptico propia para turistas extranjeros ni mucho menos hacerle el favor al tirano en turno que habita en las cimas del Estado, cosa que me viene valiendo sombrillas, puesto que todos sabemos, -el pueblo sobre todo- que al tirano en turno le importa muy poco, si es que el discurso no gana clientela en las proximas votaciones.

Los entramados historicos que circundan a la Tlaxcaltequidad están suficientemente recamados, adamascados y churriguerezcos; el ajuar rococó le vendría bien para aparentar linaje y heredad; pero para bien de la misma historia, la postura a bien someter a escrutinio es el discurso fácil, el aplauso de compromiso o la sonrisa hipócrita y nada de eso me llena. Ninguna cosa que pueda decir la historia va a aclararme nada, mi genética dice que mis latidos están vivos y me pertenecen y el ADN me pertenece y la historia me pertenece, yo soy la historia, yo soy la suma y a la vez que la totalidad; la genealogía no me comprende sino que me congela, me osifica y desmembra en tiempos, Yo no soy el pasado, Tlaxcala no es el pasado, a Tlaxcala no la constituye el pasado, el ayer se atiene al despotismo del olvido o a la interpretación del poderoso, guiando hacia el discurso de lo conveniente.


Tlaxcala en parametros no se circunscribe a un Estado, esa es la manera como la política continua con el feudalismo moderno, casi postmoderno y su cacique muy mono y democrático. El orgullo puritano y patriotero de lo Tlaxalteca podía bien caer en fanatismo civil, pero los parientes avecindados, les falta cresta y además están ciscados como para hinchar el pecho, para que eso pasara tendríamos que importar elementos extranjeros y de esos hay muchos ejemplos. La Tlaxcaltequidad no se aviene al asunto de soberanía o a los elementos tangibles e intangibles sino que permite hacer esbosos de un hacer, de un actuar.


La Tlaxcaltequidad permite la originalidad y esto no tiene que ver con el origen como elemento de anclaje -meramente genealógico y ontológico- sino como apice de autenticidad.


Yya que llegamos hasta esta palabra, la palabra autenticidad, quiero hacer valer que son los hombres auténticos, los seres originales quienes conforman la llamada Tlaxcaltequidad y hombres como Desiderio Hernández Xochitiotzin, pintor y cronista de la ciudad de Tlaxcala quien con su hacer su valer, su existir y conformar fue quien enarbolo un sentido de Tlaxcaltequidad. sin embargo este hombre, irónicamente confiaba en la historia, le daba mucha validez a los documentos de los conquistadores y daba fe ciegamente de las historias de los antepasados. sin saber que él mismo se convertiría en las cimientes de la Tlaxcaltequidad porque si bien antaño nadie conocia al último muralista, el afirma nuestra tlaxcaltequidad cambiante, pasajera, etérica.
























viernes, 16 de diciembre de 2011

Recordando la praxis de Adolfo Sánchez Vásquez



Edgar Sánchez Quintana
15 de Diciembre de 2011
Tlaxcala Tlax.
México.






Es porque se murio y por eso quiero volver a repasar el pensamiento de este filosofo Marxista, el asunto que voy a relatar tiene que ver de como fui construyendome con su pensamiento.

Recuerdo los tiempos en que recorriamos los Congresos Nacionales de Filosofía, como estudiantes y aprendices de ese oficio, Adolfo Sánchez Vasquez era de los personajes centrales de la filosofía en México, él era uno de los que nosotros llamabamos "las vacas sagradas", puesto que el recorrido que ya tenía era suficientemente basto, los escritores españoles, como lo fue él, que eran de los exiliados españoles del franquismo tuvieron auge y un empuje de la filosofía en México. Adolfo Sánchez Vásquez contribuyó con el pensamiento filosófico y la formación de estudiantes en el area. La formación que  tuve en cuanto a la filosofía fue por un lado, con las ideas Marxistas-leninistas que autores como Adolfo Sánchez Vásquez defendían y por el otro las ideas de la filosofía Latinoamericanas que estaban muy en boga así como el movimiento fenomenológico, el estructuralismo y las ideas de la linguistica entre otras cosas, pero aquí lo que hay que resaltar es la postura que negaba su inexistencia o por lo menos pensaba que podía todavía influenciar el México de los 80s. La idea de Praxis nunca cuajo lo suficiente en un país como México debido a que la filosofía se aleja de su verdadero ambiente, y se convierte en sociologa, es parecido a la postura de Habermas en la cual no hay modos de entendimiento porque la sociedad no es permeable y siempre del todo cambiante. Había  en la filosofía, o en la discusión de la filosofía en México, un faltante, un constructor, una simiente puesto que por ejemplo; en Europa acababan de dejar la postura del Existencialismo de Sartre, indagaban nuevas posturas como Wittgenstein o Habermas, o Foucault o Bachelard o Derrida cosa que era un tuttifruti de posturas y nuevas maneras de describir la realidad. El marxismo en México tenía su empuje en los movimientos de pensamiento que venían del 68 y de Trotski, así como influencias que llegaban de Cuba y de Chile, y que ello influenciaba a la izquierda que se estaba conformando algo así como una izquierda muy roja del perredismo en pañales.

Adolfo Sánchez Vásquez puso en la palestra, la intención de unas ideas marxistas que no cuajaron o que más bien el lugar del sembrado estába muy espinoso y no era nutricio para el Marxismo, había de tener problemas de enraizamiento como otras ideas de añosos coloridos, como el afrancesamiento o europaizamiento no aptos para culturas mexicanas donde ni siquiera el pensamiento latinoamericano pudo fraguarse, o tuvo tropezones para entenderse entre quienes abogaban por una identidad Americana.