Translate

miércoles, 14 de mayo de 2014

Recordando a Beatriz Espejo y Emmanuel Carballo

Edgar Sànchez Quintana
14 de Mayo de 2014
Cd. Cuahutemoc Chihuahua
Mèxico.




Dado que le hicieron un homenaje el pasado 7 de Mayo a la maestra Beatriz Espejo y porque me acabo de enterar de la muerte del maestro Emmanuel Carballo es por eso que hago una reseña de mi conexión con ellos y hacerles una reverencia a su trayectoria desde mi vivencia.
La maestra Beatriz Espejo fue tallerista en Tlaxcala y yo fui alumno suyo, durante mi formación me sirvió de mucho sus consejos y su corrección en los trabajos, me gustaba su entrega y su énfasis en la claridad, en lo puntilloso, en lo acertado, en llegar hasta que el texto estuviera sin paja, sin que le faltara una coma o le sobrara palabra, era respetuosa en el estilo y daba cabida a que se desarrollara la creación, que se expandiera como fuera. Fue un aprendizaje fructuoso,elemental, de raíces. Es probable que a ella le hubiera gustado ver frutos más tangibles como formadora de escritores, y a quien no, pues a veces los maestros ven a sus pupilos como sus hijos y quieren verlos crecer, ser exitosos, pero ya eso después no depende de manera directa del maestro sino del alumno.

La maestra Beatriz Espejo formo a muchos dado que impartía clases en la UNAM y era tallerista en otros estados como Tlaxcala; le reconozco su entrega para acrecentar la cultura. La literatura fue su goce, su existir, su modus vivendi, transpiraba en ella esa pose de conocedora de la capital que ha hablado con los escritores en boga, con aquellos de los cuales yo sólo había leído sus textos, había una simbiosis de retroalimentaciòn -según lo percibía yo- entre el maestro Emmanuel Carballo y la maestra Beatriz Espejo, en sentido literario, todo parecía claro, y en este momento, me late que no hay una dicotomìa distanciada entre el cuento, la narración y la critica literaria y la reseña, es decir, son casables o por lo menos emparentadas.


Por mucho tiempo estuve asombrado de haber conocido a una persona que había hecho entrevistas a escritores como Alfonso Reyes, Octavio Paz,  y Carlos Fuentes, era algo que desnudaba al hombre y lo hacía carne, lo sacaba de las pastas del libro, muchos de los prejuicios que yo había sembrado en mi interior fueron derrumbados por el maestro Emmanuel Carballo, porque los dioses del Olimpo se hacían terrenales, cagaban y comían

Pequeñoburgues hasta en la pose, y èl mismo lo reconocia, su error fue convertirse en critico.. del mismo estado que lo había creado, y luego haberse muerto unos días después de Garcìa Marquez que le eclipso la gracia.




"Como crítico me sucederá lo que un día observó Alfonso Reyes: llegará un joven en el último barco y pondrá en tela de juicio todo lo que pensé y edifiqué y se pitorreará de mí. Y yo ya estoy esperando a ese joven que va a tener razón como yo la tuve cuando fui irrespetuoso con mis mayores."

En este apartado, rindo honor a mis ancestros y aplaudo su hacer en las letras, gracias.