Translate

martes, 23 de septiembre de 2014

Sade: Marat y la innombrable

Edgar Sánchez Quintana
23 de Septiembre de 2014
Tlaxcala Tlax.
México.

Llena de frases como "Larga vida a los panaderos", "No hay nada más importante que el cuerpo" y "la razón de la vida de los hombres es la destrucción" son citas que nos llegan de una película dirigida por Peter Brook y el guión de Peter Weiss. La película se llama Marat

 Debido a la visita de unos aristócratas al asilo mental de Charenton se organiza una obra teatral en la cual el escritor de la obra es Sade y cuyo protagonista se encuentra también recluido allí. trata la obra teatral dentro de la película del asesinato del líder de la revolución francesa Jean-Paul Marat a manos de Charlotte Corday, la obra hace alusión a los políticos, y sus relaciones tormentosas entre las sediciones, la sexualidad y la violencia.

Hay en la película mucho de Sade al retratar elementos de sexualidad en los personajes y terminar la obra en una bacanal orgiástico muy a su estilo.
Marat es una victima propiciatoria que hace enaltecer los principios de la revolución francesa, El personaje me recuerda la época con Robespierre, Lafayette y Pierre Teilhard de Chardin así como a Le Pelletier A estos dos últimos los trataré con mas calma en otros spots, para el caso que aquí me impulsa es a tratar un discurso de Sade para las honras fúnebres de Marat y le Pelletier, en todo caso un panegírico muy ad-hoc para embalsamar las hechuras de los próceres de la ilustración.

En el texto no sólo exclama su grandilocuencia por el líder muerto sino el honorable sitio que le guarda la Francia ahora Republicana y nombra a los déspotas y tiranos que buscando traición de algún modo hurgaron la manera de matar.
Luego después, y es algo que me gusta bastante, es el trato que da a Charlotte Corday cuyo nombre no aparece sino alusión a:

"Sexo tímido y dulce, ¿Cómo es posible que vuestras delicadas manos hayan sostenido el puñal que agitaba la sedición... el bárbaro asesino de Marat, semejante a esos mixtos a quienes no se puede asignar un sexo, vomitado por los infiernos para desesperación de ambos, no pertenecía directamente a ninguno... -y luego- Artistas, desfigurad, arrugad, contraed, los rasgos de ese monstruo y no lo ofrezcáis a nuestros ojos indignados más que en medio de las furias del Tártaro."(Marques de Sade, Escritos filosóficos y políticos, editorial Grijalbo 1975.)

Sade no estaba pensando en Charlotte Corday como una femina sino como una criminal asesina vestida de mujer, es un ser que ataca a la República, es alguien que está al servicio de la monarquía, al uso de los déspotas y tiranos.
Para Peter Brook el director de la cinta no le importó poner a la protagonista Corday muy seductora y encamable pero si hubiera sido de otro modo, vieja fea y jorobada no habría podido acercarse siquiera a Marat.